¿Qué es un sistema CCTV o circuito cerrado de televisión?

Ago 19, 2021

Un circuito cerrado de televisión (CCTV) consiste en una instalación de equipos que van conectados entre sí para generar una secuencia de imágenes que solo puede ver un grupo determinado de personas. La finalidad principal de este sistema innovador es conseguir mayor seguridad o vigilancia en algunos recintos concretos.

Para ello, los profesionales del sector hacemos estudios personalizados para conocer el lugar óptimo para la colocación de las cámaras, y mejorar así el servicio a los clientes.

En este artículo te detallamos cuáles son los objetivos de un sistema de CCTV para casa, cómo funciona y qué beneficios supone su instalación.

cctv
Los equipos de CCTV juegan un papel fundamental a la hora de revisar procesos de vigilancia para perfeccionarlos.

Objetivos de un CCTV

Ahora que te hemos explicado qué es un CCTV, es el momento de hablar de la finalidad de su instalación. Tanto a nivel de empresa como de forma particular, este sistema te otorgará un apoyo fundamental, ya que mejorarás la supervisión y el control de personas en el recinto y los interiores de tu vivienda o lugar de trabajo. Sin duda, conseguirás una gran efectividad en la prevención y el control de riesgos, además de la disuasión de posibles intrusos.

Otro de los objetivos principales es analizar los motivos que han podido dar lugar a un delito, para tomar las medidas oportunas y evitar que vuelva a ocurrir. De hecho, una de las preocupaciones recurrentes, tanto de empresas como de clientes particulares, es mejorar la calidad del servicio. En este sentido, una vez que leas este artículo y entiendas para qué sirve un CCTV, tendrás la seguridad de que estos equipos juegan un papel fundamental a la hora de revisar procesos de vigilancia para perfeccionarlos. Igualmente, la reducción de accidentes e incidentes también será notable.

Otra de las finalidades es conseguir optimizar la efectividad de los trabajadores de tu empresa o vivienda. Al estar bajo las cámaras, su esfuerzo y dedicación serán íntegros.

Como empresa especializada en soluciones tecnológicas, te recomendamos que siempre te apoyes en profesionales antes de elegir el equipo. Ya que realizamos un estudio personalizado, tendrás la garantía de disponer de los aparatos que mejor encajen con tus necesidades personales.

¿Cómo funciona un CCTV?

Existen muchos tipos diferentes de circuitos de televisión de las características comentadas en este post (analógicos, digitales, con o sin cables, etc.), lo que hace que el modo de operación varíe. Sin embargo, el equipo de manejo básico es semejante, ya que todos se componen de cámaras, cables, lentes y monitores para visualizar las imágenes.

El funcionamiento se basa en recibir información de imágenes a través de las cámaras (que se deben colocar de forma estratégica) y enviarlas a los monitores por cable o vía inalámbrica. Allí, las imágenes se pueden revisar por personal cualificado o verse directamente en tiempo real. Además, también se graban en dispositivos especialmente instalados en el sistema para su almacenaje.

Los equipos más innovadores comienzan la grabación de las imágenes en el preciso momento en el que se detecta movimiento, haciendo que el ahorro de espacio de almacenamiento sea mucho mayor porque no se graban secuencias de tiempo inactivo de la zona protegida. Por otra parte, algunos modelos con conexión a Internet envían notificaciones por e-mail o al teléfono móvil directamente en cuanto detectan actividad. Algunos sistemas incluso permiten el acceso a las imágenes vía remota desde un dispositivo particular.

No es necesario que instales un monitor por cada cámara que quieras colocar, ya que una única pantalla podrá mostrar las imágenes de cuatro o cinco cámaras a la vez al dividir la pantalla entre ellas. Otros equipos permiten seleccionar la cámara que deseas monitorear en ese mismo instante. Con relación a la visión nocturna, también algunos equipos cuentan con los recursos necesarios para satisfacer esta petición y grabar imágenes de noche con una claridad óptima.

Como has visto, podrás elegir un modelo u otro en función de tus preferencias y presupuesto. Al hacerlo, es importante que conozcas bien las opciones que hay para que la elección sea exitosa. Para ello, nada mejor que contar con el apoyo profesional de expertos que están en constante evolución, como los que forman nuestra plantilla de trabajo.

CCTV o circuito cerrado de televisión
 El funcionamiento se basa en recibir información de imágenes a través de las cámaras y enviarlas a los monitores por cable o vía inalámbrica.

Beneficios de incorporar un CCTV

Solo nos queda hablar de las ventajas de contar con circuitos cerrados de televisión en hogares o lugares de trabajo como oficinas, naves industriales o tiendas, entre otros muchos ejemplos. Por ello, en las siguientes líneas te exponemos las principales:

  • Ampliarás las zonas de cobertura de seguridad, además de reducir los gastos de vigilancia. No necesitarás tener a una persona contratada 24 horas para que observe detenidamente las instalaciones, porque las propias cámaras se encargarán de ello y de ir grabando todo lo que sucede.
  • No olvides que además de para vigilar, estos equipos sirven para el reconocimiento y la identificación. En el desafortunado caso de un robo, por ejemplo, será mucho más fácil descubrir a los culpables gracias a la revisión de grabaciones. No obstante, aunque no es determinante, un sistema de seguridad CCTV sí aumenta las posibilidades de éxito frente a los ladrones o personas con malas intenciones porque muchos, al ver las cámaras, no se exponen a ser delatados por las mismas. Piensa que cualquier acción delictiva quedará grabada y podrás utilizarla como evidencia de delito en un juicio o si quieres emprender acciones legales en despidos justificados de empleados que han cometido alguna irregularidad.
  • Al disponer de un CCTV en tu negocio o vivienda, los riesgos de que entren a robar serán menores y, por tanto, disminuirán los costes de tu póliza de seguros.
  • Tendrás un extra de tranquilidad, ya que contarás con la confianza de tener tanto el exterior como el interior de tu casa o lugar de trabajo totalmente vigilados.

En conclusión, el circuito cerrado de televisión es un sistema de vigilancia que utiliza cámaras de seguridad para grabar y almacenar imágenes de modo que tengas a tu disposición las secuencias de un momento concreto. Gracias a su eficacia, cada vez podemos encontrarlos con más frecuencia, también en entornos domésticos. En JRM Fuerteventura realizamos proyectos personalizados para cubrir todas tus necesidades. ¡Solicita información sin compromiso!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctanos y empecemos a trabajar juntos.

Visítanos

Calle La Apañada, Nº4
35600 El Matorral.
Fuerteventura

Escríbenos